2. Proyectos con Asana

Un Proyecto (Project) es una lista de Tareas (Tasks).

 

Puedes utilizar la estructura de un Proyecto con Asana como su propio nombre lo dice, para describir y dar seguimiento a las tareas o actividades que realizar con el fin de lograr el objetivo de dicho proyecto.

 

Además, las diferentes maneras de utilizar un Proyecto con Asana son: Juntas de Trabajo, Lluvia de Ideas, Administración de Campañas, Desarrollo y Lanzamiento de Productos, Planeación de Eventos, Contrataciones Nuevas, Referencias Internas (manuales, formatos, etc.), Seguimiento a Candidatos, Entrevistas, Comunicación Gerencial, Planeación Estratégica, Reportes de Progreso, Ordenes de Trabajo, Seguimiento a Errores de Sistemas, Seguimiento de Prospectos, Relación con Clientes (CRM), Flujos de Trabajo (cotizaciones, compras, mensajería, recepción de materiales, cuentas por cobrar, etc.).

 

En resumen, puedes utilizar un proyecto de asana para dar seguimiento a las tareas que se deben completar para llevar a cabo un proyecto o un proceso cualquiera.

Con Asana tienes la posibilidad de crear dos tipos de Proyectos:

  1. Proyecto Público o Colaborativo, con acceso a dos o más miembros de un Equipo de Trabajo.

  2. Proyecto Privado sin acceso a otras personas del Espacio de Trabajo donde te encuentres.

En los proyectos Privados de asana, se deben aplicar los hábitos del 1 al 3, que comenta Stephen Covey en su libro “Los Siete Hábitos de la Gente Altamente Efectiva”, es decir, Ser pro-activo, Tener un fin en mente, y Poner primero lo primero. Para los proyectos Colaborativos, además de los primeros tres hábitos, se deben aplicar los siguientes tres, es decir, Pensar en Ganar - Ganar, Buscar Primero Entender, luego ser Entendido y por último hacer Sinergia con tu Equipo de Trabajo.

Crea y Define los Proyectos Colaborativos con tu Equipo de Trabajo, quien, cómo y cuándo se deben crear, procesar y terminar las tareas. Es muy importante ser muy claros con el propósito del proyecto, definir la meta que se quiere lograr y tener una fecha compromiso.

 

Ahora que comiences a trabajar con Asana, registrando y capturando todas las tareas que debas realizar, será indispensable que cuentes con un Proyecto Privado con el cual puedas planificar y dar prioridad a tus tareas más importantes.

Crea un Proyecto Privado con el nombre de “Mis Actividades”, enumera todas las actividades que realizas en el día, la semana, el mes o en el año y clasificalas según su importancia; dedica un tiempo (20 a 30 minutos) todos los días a planificar tus actividades tomando como base esta lista asignando tiempos a cada actividad en tu agenda y revisando que no se crucen con otros compromisos que tengas que atender y que sean realmente más importantes que los de tu lista.

0
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube